CONTRATOS LABORALES

Página de la Sección Contratos Laborales

Información de Contacto

Contenidos de la Sección

QUE ES: Acuerdo entre el trabajador y el empresario, en virtud del cual el trabajador se compromete a prestar sus servicios de forma voluntaria, por cuenta ajena y dentro del ámbito de organización y dirección del empresario, que se compromete al pago de una retribución.

Todo trabajo que enaltece la humanidad tiene dignidad e importancia y debe emprenderse con excelencia esmerada”, decía Martín Luther King.

PARA QUE SIRVE para proteger los derechos del trabajador, que se convierten en obligaciones para el empresario. Al mismo tiempo, las obligaciones que contrae el trabajador se convierten en derechos de su empresario.

 

El contrato verbal es un acuerdo de voluntades, las partes involucradas deben manifestar su consentimiento en una forma conveniente, de modo que se obliguen, no sólo a lo expresamente pactado, sino también a todas las consecuencias que correspondan.

Se pueden realizar contratos verbales, siempre y cuando, la legislación lo permita y las partes involucradas lo acepten así aún cuando quede pendiente la formalización por escrito del acuerdo formalizado. Especialmente en los casos en los que se solicite iniciar la actividad sin haberse firmado por escrito.

Se trata de un acuerdo en el que se intercambian, de forma oral o verbal, los términos y condiciones. Dicho de otro modo, se perfecciona por el mero consentimiento expresado oralmente por las partes implicadas.

Este tipo de contrato tiene la misma validez ante la ley que un contrato escrito, siempre y cuando se pueda demostrar su existencia por parte de una de las partes.

 

SE ESTABLECE QUE EXISTE CONTRATO CUANDO:

Consentimiento libre de vicios entre las partes implicadas:  Cuando las partes interesadas se ponen de acuerdo en cosa y precio, el contrato se formaliza.

 

¿Cómo se determina la validez de un contrato verbal?

El mayor problema que presentan los contratos celebrados de forma oral ocurre cuando surge un desacuerdo entre las partes.

Puede ser que una de las partes negara la existencia del contrato, o que, aunque lo reconociera, no estuviese de acuerdo con los términos convenidos. En estos casos, la parte afectada deberá demostrar de manera fehaciente que el contrato verbal ha tenido lugar.

Ahora bien, sin duda puede resultar difícil probar la existencia de un contrato verbal, pero no es imposible. La validez de un contrato verbal se puede demostrar a través de hechos o actos concluyentes.

Para esto, puede hacer uso de las siguientes alternativas:

Aportar testigos

La legislación española admite los testigos como prueba.

De este modo, se puede demostrar la existencia de un contrato si, durante su formalización, ha habido uno o más testigos presentes.

Actos

Se pueden aportar actos anteriores, posteriores o simultáneos al contrato que muestre la intención de ambas partes de realizar el contrato.

Hechos

Semejante al anterior, es necesario que estos puedan demostrar que el contrato verbal realmente se celebró.

Documentación

Se puede demostrar que un contrato verbal ha sido formalizado mediante la existencia de facturas, correos electrónicos, o cualquier otra documentación que lo demuestre.

Puntos importantes a tener en cuenta

  • Cualquiera de las partes puede exigir que el contrato se celebre por escrito, si así lo desea.
  • Cuando un contrato de trabajo se ha celebrado de manera verbal, para exigir sus derechos, el trabajador deberá probar que existe una relación laboral. En este caso, si se procedió al alta en Seguridad Social, le será fácil probar la relación laboral.
  • El que no exista un contrato por escritono exime a ninguna de las partes al incumplimiento de las obligaciones.
  • En el mismo sentido, aunque un trabajador no cuente con un contrato por escrito y, además, no haya sido dado de alta en la Seguridad Social, cuenta con los mismos derechos que cualquier otro trabajador y, por tanto, puede reclamar su derechos laborales ya sea por un despido, por el impago del salario, por acoso laboral, etcétera.
  • Además, en los contratos verbales no se podrá fijar un periodo de prueba. Este siempre deberá constar por escrito.
  • En un contrato verbal, al igual que en un contrato escrito, es obligatorio la afiliación a la Seguridad Social.
  • Se pueden celebrar contratos de manera verbal y éstos serán perfectamente válidos, excepto cuando la ley exija otra formalidad, como, por ejemplo, que se formalice por escrito, o que se haga en escritura pública.

 

  • CONTRATO INDEFINIDO Este se concierta sin establecer límites de tiempo en la prestación del servicio, en cuanto a la duración del contrato.

El contrato indefinido podrá ser verbal o escrito.

El contrato de trabajo indefinido podrá celebrarse a jornada completa, parcial o para la

prestación de servicios fijos discontinuos

  • Contrato indefinido ordinario: Rige lo establecido con carácter general para los contratos indefinidos, sin que dé lugar su celebración al establecimiento de contenido específico dentro de las cláusulas específicas, al no dar derecho a incentivo por la contratación.

  • CONTRATO TEMPORAL : Establece una relación laboral entre empresario y trabajador por un tiempo determinado.

El contrato puede celebrarse a jornada completa o parcial.

Se formalizará por escrito, puede ser verbal cuando por circunstancias de la producción la

duración del mismo sea inferior a cuatro semanas y la jornada completa.

-Contrato por circunstancias de la producción:

Estos contratos, solo pueden celebrarse para atender a circunstancias especiales de mercado, como tareas o exceso de pedidos, aún tratándose de la actividad normal de la empresa.

Contrato “primer empleo” joven:

Es una modalidad de contrato eventual que solo se podrá celebrar hasta que la tasa de paro de nuestro país se sitúe por debajo del 15%.

Su finalidad es incentivar que los jóvenes tengan una primera experiencia laboral. Por eso, las empresas que transformen en indefinidos estos contratos, tendrán derecho a una bonificación en las cuotas que pagan a la Seguridad Social por cada trabajador contratado.

Requisitos, experiencia laboral inferior a tres meses y se menor de 30 años.

  • CONTRATO DE FORMACION Y APRENDIZAJE: Instrumento destinado a favorecer la inserción laboral y la formación de las personas jóvenes, en un régimen de alternancia de actividad laboral retribuida en una empresa con actividad formativa recibida en el marco del sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo.

Contrato temporal para la formación y el aprendizaje en programas de empleo y formación:

La acción protectora de la Seguridad Social en los contratos para la formación y el aprendizaje suscritos con alumnos trabajadores en los programas de escuelas

taller, casas de oficios y talleres de empleo, comprenderá las mismas contingencias, situaciones protegibles y prestaciones que para el resto de trabajadores

contratados bajo esta modalidad, tal y como establecen el artículo 11.2.h) del estatuto de los Trabajadores y el texto refundido de la Ley General de la Seguridad

Social, a excepción del desempleo.

En resumen tendrán las siguientes particularidades:

No es de aplicación el límite máximo de edad de estos contratos, tampoco los tiempos de duración mínima y máxima en los mismos, ni tampoco en cuanto

al límite y duración de las prórrogas.

No interrumpirán el cómputo de duración total del contrato las situaciones de incapacidad temporal, riesgo durante el embarazo, maternidad, adopción o

acogimiento, riesgo durante la lactancia y paternidad.

No se cotiza ni se tiene derecho a prestaciones por desempleo.

No será necesario cumplimentar del Anexo relativo al acuerdo para la actividad formativa, ni obtener la autorización de inicio de la misma, por estar implícita

en la aprobación del proyecto

  • CONTRATO EN PRACTICAS : Tiene por objeto la obtención por el trabajador de la práctica profesional adecuada al nivel de estudios cursados. No se trata solamente de obtener experiencia en un trabajo específico, sino que esa experiencia actúe sobre los estudios cursados.

Este tipo de contrato puede concertarse con quienes posean un título universitario o de formación profesional de grado medio o superior o títulos oficialmente reconocidos como equivalentes, de acuerdo con las leyes reguladoras del sistema educativo vigente, o certificado de profesionalidad, de acuerdo con lo previsto en la Ley Organica 5/2002, de 19 de junio, de las Cualificaciones y de Formación Profesional que habiliten para el ejercicio profesional.

Contrato a tiempo parcial:

Es aquel que se concierta para realizar la prestación de servicios durante un número de horas al día, a la semana , al mes o al año, inferior a la jornada de trabajo de un trabajador a tiempo completo comparable.

Se entiende por trabajador a tiempo completo comparable, aquel de la misma empresa, con el mismo tipo de contrato, que realice un trabajo idéntico o similar, a jornada completa. Si en la empresa no hubiera ningúno, se considerará la jornada a tiempo completo prevista en el convenio colectivo correspondiente o, en su defecto, la jornada máxima que establece el ETT.

 

Existen diferentes modelos de contrato de trabajo, mediante estos se podrá regular la relación laboral tanto de carácter indefinido como de carácter temporal, estableciendo una jornada laboral completa o parcial.

Estos modelos pueden aplicarse a las diferentes categorías o grupos profesionales de puestos de trabajo.

 

Modalidades de contratos y descarga individual de impresos:

Contrato de interinidad:

Este tipo de contrato solo puede celebrarse en los siguientes casos:-Para sustituir a un trabajador con derecho a reserva del puesto de trabajo, por ejemplo, un trabajador que está de baja por enfermedad o accidente.

-Para cubrir temporalmente un puesto de trabajo, durante el proceso de selección que se realice para cubrir ese puesto definitivamente.

Contrato de relevo:

Es aquel que se concierta para sustituir parcialmente al trabajador que accede a la jubilación parcial anticipada. El trabajador debe de estar inscrito como desempleado o haber concertado con la empresa un contrato de duración determinada.

Pilar Zabala Abril

G. Sup. Electromedicina Clínica